Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web



La red social de los viajeros y los amantes de la diversidad



0 0 0

Turismo en las Highlands

El turismo en Escocia y las Highlands; viajes inolvidables

Por: Webmaster | Publicado: 29/08/2007 04:44 | | | #Cont:2

El turismo en Escocia no es un fenómeno que podamos considerar nuevo, ni mucho menos. De hecho podemos remontarnos a la época victoriana para buscar su origen, a la mismísima Reina Victoria. Incluso hoy en día es el lugar habitual de veraneo y vacaciones para la familia real inglesa.


Tras ser coronada reina en 1838, Victoria inicia un recorrido por todo el país en un intento de acercar la figura del monarca a sus súbditos.  Al llegar a Escocia la Reina Victoria hizo un alto en el camino, Escocia iba a ser especial. Victoria pasaría unos seis meses recorriendo sus paisajes.
¿Cuál fue el motivo de este especial interés de la Reina por las tierras del norte? Algunos lo atribuyen a su gran afición por los relatos de Sir Walter Scott. Este autor escocés, nacido en Edimburgo, nos ha dejado un legado de obras inmortales como por ejemplo  Rob Roy, Waverley, la Dama del Lago, Ivanhoe, etc., cuyas historias con frecuencia transcurren en las Highlands. Según cuentan, la Reina Victoria quiso recorrer detenidamente los Trossachs, al igual que lo hiciera el propio Scott tiempo atrás, para empaparse del paisaje y las tierras en las que vivió uno de los personajes de la obra de Scott que más atractivo ejercía sobre ella; Rob Roy.


Robert Roy MacGregor, más conocido como Rob Roy, es una figura sorprendente y, hasta cierto punto, controvertida incluso hoy en día. Pero al mismo tiempo es una figura que nos puede cautivar con notable facilidad. Héroe del pueblo, o vulgar ladrón de ganado, el punto de vista depende bastante de a quien se le pregunte. A grandes rasgos Rob Roy era un ganadero con cierto prestigio y autoridad, aunque no rico. En un momento en el que la demanda de ganado en Inglaterra aumentaba espectacularmente, Rob Roy vio una interesante oportunidad de negocio en la compra de ganado en la zona más septentrional de las Highlands, donde los precios eran todavía bajos, para venderlo después en las tierras del sur donde podría obtener un gran beneficio. Un viaje largo y azaroso para la época, pero que podía ser factible para alguien de su experiencia. La falta de recursos económicos para la empresa le obligó a pedir una suma de dinero de cierta consideración al Duque de Montrose, usando sus propias tierras como aval. Desgraciadamente el dinero prestado fue robado antes de llegar a comprar el ganado, en realidad es más que probable que se tratase de una mala jugada por parte del propio Duque, dejando a Rob Roy en una difícil situación que culminó con el desahucio para su familia y él, pasando a ser considerados proscritos a partir de entonces. Empieza así la verdadera leyenda de Rob Roy, el proscrito, considerado por muchos un verdadero Robin Hood de las Highlands.


Sea como fuere resulta sorprendente como esta figura controvertida y odiada por el gobierno inglés de la época, acabaría jugando un importante papel en el resurgimiento de la cultura tradicional de las Highlands años después de su muerte de la mano de Sir Walter Scott y la Reina Victoria. El evidente interés de esta reina por la tierra escocesa, despertó también de forma casi inevitable el interés de las clases más pudientes del país. El turismo en Escocia empezó a estar de moda, y con él la cultura e historia del lugar.


Hoy en día el turismo en Escocia en general, y las Highlands en particular, es algo extremadamente estacional centrado en los meses veraniegos a causa del clima. Durante este periodo del año se abren multitud de casas, que en muchas ocasiones permanecen desocupadas el resto del año, para ofrecer alojamiento como pequeños hoteles o “bed & breakfast”, que traducido significa cama y desayuno, es decir, una modalidad de alojamiento, que se da muy frecuentemente en casas particulares, en el cual tenemos una habitación para la noche y el desayuno por la mañana. Si deseamos invertir un poco más podemos alojarnos en hoteles situados en antiguas mansiones, palacios, o incluso balnearios de la época victoriana.


Eso sí podemos encontrarnos, sobre todo en las zonas situadas más al norte, con algunas situaciones que pueden parecernos un tanto sorprendentes. En primer lugar destaca la afición de los lugareños por las moquetas y las alfombras. Todo, absolutamente todo, está recubierto de una cosa o la otra, o incluso de ambas. En segundo lugar no es infrecuente encontrarnos todavía con hoteles en los que el baño de las habitaciones consta de una bañera, grifo de agua caliente, y grifo de agua fría. Sin ducha. No es que sea un problema insalvable, pero si es una pequeña incomodidad, sobre todo teniendo en cuenta que el agua caliente sale realmente muy caliente, y el agua fría suele estar bastante fría incluso en verano. Hay que tener en cuenta que la gran estacionalidad del turismo en la zona hace que cualquier inversión en reformas se realice pausadamente. Lo cual no quiere decir que el alojamiento en la zona no sea de calidad, ni mucho menos, simplemente debemos tener en cuenta las particularidades del lugar con las que podemos encontrarnos. Y eso nos lleva a mencionar el agua.


La calidad del agua en Escocia es en general muy buena, algo que tampoco debe extrañarnos dada la cantidad de lluvia que tienen, pero en algunas zonas del norte si que podemos sorprendernos por su aspecto. No es raro que sentados a la mesa de algún restaurante de las Highlands nos traigan una jarra de agua fresca y descubramos que ésta tiene un peculiar color dorado. El motivo de esta coloración lo tenemos en la abundante presencia de turba en el suelo que actúa a modo de filtro dando al mismo tiempo una nota de color al agua. Se trata de un agua perfectamente potable, con muy buen sabor de hecho, pero de aspecto bastante curioso. También podemos encontrar estas aguas doradas en los torrentes y lagos de la zona, por ejemplo el famoso Lago Ness, cuya superficie tiene un aspecto muy oscuro, casi negro. Un color ideal para acompañar la conocida leyenda del monstruo.


En cuanto a Nessie, el famoso monstruo del Lago Ness, podemos encontrar referencias que supuestamente se remontan a la época en que San Columbano inició la cristianización de las islas, allá para el siglo VI. Aunque debemos tomarlas con un sano escepticismo pues las oleadas de avistamientos y testimonios curiosamente suelen coincidir con diferentes iniciativas de potenciar el turismo en la zona. En cualquier caso si tomamos uno de los pequeños barquitos que recorren las negras aguas del lago en un día brumoso, solo podemos concluir que si en algún lugar de la Tierra ha de existir una criatura como la que describen las leyendas, ese lugar debe ser sin duda el Lago Ness.

Comentarios
german  sofia y lucas
german sofia y lucas
no se que poner pero esta foto esta muy buena de amiguituus chaoo♥


o si es una leyenda o es verdad que isiste en el lago ness
german  sofia y lucas
german sofia y lucas
no se que poner pero esta foto esta muy buena de amiguituus chaoo♥


o si es una leyenda o es verdad que isiste en el lago ness
Comenta